viernes, 25 de octubre de 2013

MILANESAS DE POLLO, SENCILLITAS.



Salvo a mi esposo y a mi, en casa no gustan muy condimentadas las milanesas. Así que ustedes pueden agregar condimentos a gusto.

Yo compré 2 kilos de supremas de la pechuga. Ustedes podrán hacer un cuarto de receta o media, nosotros éramos muchos y sobró!!!

Ingredientes:

  • 2 kilos de supremas de pechuga
  • 1 kilo de pan rallado
  • 5 huevos
  • 350 cc de agua
  • sal a gusto
  • pimienta a gusto
  • limón a gusto
  • aceite cantidad necesaria
----------------------------------------------------------------------------
Aclaración:

Primero las corté con una cuchilla bien filosa, sobre la tabla de madera (yo uso de madera y luego la lavo con lavandina (lejía) y agua caliente, la dejo en remojo y la refriego con esponja de acero o de bronce, la lavo con detergente y la enjuago mucho, la dejo secar bien antes de guardar y la conservo siempre bien, pues prefiero la madera aunque digan de las bacterias). Uno, teniendo una cuchilla de hoja bien plana y afilada puede regular el corte poniendo la mano sobre la pechuga y guiando la cuchilla siempre paralela a la mano, así logran un corte fino y parejo.
--------------------------------------------------------------------------
Una vez todas cortadas, salpimientan, ponen jugo de limón a cada una y dejan media hora en la heladera.
Baten los huevos con el agua y un poco de sal fina (pueden agregar ajo y perejil o ajo en polvo o algún otro condimento que gusten). En una fuente plana ponen pan rallado (pueden usar polenta (harina de maíz) o fécula de papa, o avena , o mezclar pan rallado y semillas de sésamo y queso, o agregar orégano o alguna otra hierva,  o cualquier otro rebozador que les guste. 
Pasen cada feta de pollo por pan rallado o el rebozador elegid, luego de presionar un poco con la palma de la mano o una cuchara, golpeteando bien, la pasan por el huevo batido y luego otra vez por rebozador. Golpeteen bien para lograr una buena adherencia.
Lleven a la heladera una vez terminadas todas, si es posible media a una hora.
Luego pueden hornearlas con un poco de aceite en la asadera y por encima dejando dorar de cada lado o freír en abundante aceite caliente pero no humeante, hasta dorar de cada lado también.
Al sacarlas del horno o del aceite, recuerden, como les digo en las de carne, que el lado que estaba arriba, debe quedar hacia abajo, para evitar que queden aceitosas. 
Sirvan con guarnición a gusto. Glup!

Comparte en twiter

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.