martes, 29 de octubre de 2013

TARTA DE ALCAUCILES

 La primera vez que hice esta tarta fue en el año 1995. La llevé a una reunión de padres del colegio de mis hijos. De madres mas bien. No quedaron ni las migas y todas me preguntaban la receta. Yo les dije que era muy simple, comenté los ingredientes, pero como todas estaban ocupadas, comiendo y quemándose un poco por el apuro de comerla, no me pidieron la receta. No crean que no quise decirles, pero el entusiasmo no las dejó escuchar. 
Pero yendo a lo nuestro, ahora si les contaré como hacerla, si lo lee alguna madre de entonces, aquí tendrá el "secreto no secreto" de mi tarta de alcauciles que desde entonces hace furor!! :)
Por empezar esta receta requiere de dos cosas sumamente importantes:
* paciencia de abuelito!
* y... varios alcauciles :)

Ingredientes:



  • 2 discos de masa de tarta (abajo tienen los enlaces de las masas mías)
  • 7 u 8 alcauciles medianos a grandes
  • un chorrito de vinagre blanco (3 cucharadas aprox.) o medio limón
  • 4 cucharadas de aceite de oliva bueno
  • 2 cucharadas panzonas de queso rallado
  • rocío vegetal
  • 2 o 3 cucharadas de pan rallado
  • 1 cucharada panzona de queso blanco (optativo)

  • Preparación:
Primero lavar, cortar los cabos y colocar en una cacerola  grande, unos 7 u 8 alcauciles medianos a grandes.
Agregar agua, un buen chorro de vinagre blanco o medio limón, así, entero con cáscara y sal a gusto. Hervir hasta que estén tiernos.
Retirar del agua inmediatamente para que no queden embebidos.
Dejar enfriar, y cuando estén tibios o fríos, con una cuchara o tenedor, raspar hoja por hoja para sacar la parte tierna, la misma que sacaríamos con los dientes si los comemos deshojados. A las hojas del medio las tiernitas, retirarles la parte de las espinas y el resto ir poniéndolo en un bol junto a las otras.
Al llegar al corazón, retirar la pelusa pinchuda del medio y colocarlo en el bol.
Una vez que hayamos retirado lo comestible de todos, controlamos que no tengan nada incomible, picamos chiquito, rectificamos la sal, agregamos el aceite de oliva, y dos cucharadas de queso rallado. Si les gusta queso crema, una cucharada, yo no le pongo mas que aceite, sal y queso rallado. Pero suaviza un poco, si les gusta.
Colocar aceite o rocío vegetal en una tartera, espolvorear con pan rallado, colocar una tapa para pascualina y verter el relleno de alcauciles.
Colocar la tapa, cerrar los bordes con un repulgue y pinchar la superficie. Hacer un agujero a modo de chimenea en el centro. Hornear hasta dorar. Unos 20 minutos en horno fuerte y precalentado. Glup!

SI QUIEREN HACER LA TAPA QUE YO HAGO, ACÁ ESTÁ EL ENLACE:

Sin semillas

Con semillas





Comparte en twiter

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.