sábado, 22 de febrero de 2014

CAPELLETTIS DE CARNE Y ESPINACA CON SALSA BOLOGNESA




















Las pastas son casi siempre aceptadas por todos, excepto por regímenes o gente no amante de ellas. Hay quienes prefieren las pastas secas no rellenas, por ejemplo. Pero bueno, esta receta apunta a los que se deleitan con este tipo de platos tan suculentos como sabrosos.
Aunque parezca complicada la receta de hoy es sencilla. Esta vez no voy a dar la masa, sino que la compré hecha, pues usé las tapas de empanadas de copetín que vienen por 24 unidades, con dos paquetes salieron 48 capellettis, justo! Y la salsa bolognesa, la tienen en el enlace.

Para el relleno, puse 650 gramos de carne picada bien magra y de molido fino en una sartén con un poco de aceite, 4 o 5 cucharadas soperas. Y con un tenedor la fue removiendo para disgregarla bien y que no queden pelotones. La condimenté con la punta de una cucharita de te, de pimienta y un poquito mas que eso de pimentón. Sal a gusto. La dejé cocinar bien y la fui revolviendo de vez en cuando a fuego medio a fuerte. Luego añadí 300 gramos de espinacas ya cocidas, escurridas, picaditas bien chiquito y sin pencas gordas (o congeladas, un paquete de 300, cocido y escurrido). Mezclé bien hasta integrar. Las fotos no están fuera de foco, es el vapor de la cocción lo que hace que se vean así.



Después incorporé dos cucharadas de queso crema y 3 o 4 cucharadas de queso rallado sabroso. Mezclé nuevamente hasta que todo quedó cremoso y bien uniforme.
Extendí sobre una placa para enfriar mas rápido y llevé un poco al freezer sobre una tabla de madera, para que bajara rápido la temperatura. (No es bueno para el freezer, pero lo hago solo excepcionalmente, sobre todo cuando estoy apurada).
Una vez que el relleno estuvo frío, tomé una tapa y del lado que estaba adherida al separador, puse una cucharada de postre de relleno, sin poner agua (por eso siempre veo el lado que está como mas brillante y húmedo) fijé bien el borde, aplastando un poco con los dedos, junté los extremos entrecruzándolos un poco y fui colocando sobre placa enharinada.


 Una vez que estaban todos hechos (sin encimarlos), los coloqué  en tres tandas, en agua hirviendo con sal gruesa a gusto y luego de verlos flotar unos dos minutos, los retiré con espumadera y fui colocando en una fuente para llevar a la mesa. Salseé con bolognesa y crema y disfrutamos :) Glup!

Ingredientes:


  • 48 tapas de empanadas tamaño copetín
  • 650 gramos de carne picada magra
  • 300 gramos de espinacas sin pencas, cocidas y escurridas
  • 2 cucharadas de queso crema
  • 3 cucharadas o 4 de queso rallado bien gustoso
  • sal a gusto
  • una pizca de pimienta
  • 1/4 de cucharadita de pimentón dulce
  • salsa bolognesa y crema a gusto














Comparte en twiter

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.