sábado, 26 de julio de 2014

BUDÍN DE NARANJA Y CHOCOLATE GLASEADO

Hacía un tiempo que no hacía marmolados, y hacía un poco menos que no hacía budín, pero tenía ganas de hacer alguno.
Así que decidí hacer alguno con naranja, ya que estamos en época y hay naranjas hermosas. Particularmente me gustan las de ombligo porque no tienen semillas y son muy dulces.
Uno de mis postres favoritos es pelar y cortar una naranja (o dos, jaja) y ponerle un poco de edulcorante y un mix de semillas tostadas de sésamo, girasol y chía. A mí me encanta, aunque en casa pongan fea cara cuando lo ven, jajaja!

Manos a la obra y les cuento como hice este rico budín que no duró mucho en su plato.


Primero vamos a enmantecar y enharinar un molde savarín de 26 o 28 cms. Lo colocaremos sobre una fuente de horno para amortiguar el calor en su base y hacer mas pareja su cocción.
Luego pisamos con un tenedor 200 gramos de manteca blanda, tipo pomada (la podemos ablandar en microondas en potencia 2, un minuto) y le agregamos 200 gramos de azúcar común.
La batimos un poco.


Agregamos 3 huevos de a uno, batiendo bien luego de añadir cada unidad. Luego incorporamos una cucharadita de esencia de vainilla, una pizca de sal fina, batimos un poco y agregamos 2 cucharaditas de levadura química o polvo de hornear. Batimos.


Ahora añadimos 260 gramos de harina leudante, de a poco y batimos hasta obtener una mezcla suave, lisa y clara.
La dividimos en dos partes. 
En un bol agregamos la ralladura de una naranja, evitando rallar lo blanco de la cáscara. Batimos hasta integrar y reservamos.
En el otro bol agregamos 20 gramos de cacao amargo y batimos hasta integrar bien.


Una vez que tenemos las dos mezclas, vamos poniendo en el molde una de ellas por cucharadas como muestra la foto, y la vamos intercalando con la otra. Cuando toda la mezcla está en el molde, movemos este un poquito girándolo sobre su eje, a ambos lados y golpeando suavemente la base contra la mesada. Con eso las dos mezclas se unirán sin necesidad de espatularlo.
Llevamos a horno medio a suave (160 - 170°) 45 minutos (dependiendo del horno puede ser mas, al pinchar con un palillo o cuchillo debe salir limpio).
Dejamos enfriar un poco en el molde y desmoldamos, dejando que se enfríe totalmente.
Mientras preparamos el glaseado.


En una cacerolita colocamos 150 cc de crema de leche y llevamos a fuego medio. Agregamos 3 cucharadas soperas de azúcar y revolvemos bien hasta disolver. Cuando está disuelta y rompe el hervor, apagamos el fuego y colocamos 100 gramos de chocolate para taza semiamargo en trozos.
Dejamos un momento y revolvemos suavemente hasta que el chocolate se integra, derrite y disuelve bien.


En una taza colocar una cucharadita de tamaño café de gelatina sin sabor, una cucharada de agua fría, disolver bien y agregar  dos cucharadas de la mezcla de crema y chocolate.
Luego vertemos todo eso en la cacerolita y lo volcamos así, caliente (tibio ya) sobre el budín. Una vez que está todo cubierto, lo llevamos a la heladera para que enfríe bien. Glup!

Una vez que se enfrió, no es necesario mantener en heladera.

Ingredientes:

  • 260 gramos de harina leudante
  • 2 cucharaditas de levadura química o polvo de hornear
  • 3 huevos
  • 200 gramos de manteca
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 200 gramos de azúcar
  • ralladura de 1 naranja
  • 20 gramos de cacao amargo
  • 1 pizca de sal fina
  • 1 cucharadita de gelatina sin sabor
  • 150 cc de crema de leche
  • 100 gramos de chocolate para taza semiamargo











Comparte en twiter

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.