domingo, 9 de noviembre de 2014

PESTO (SALSA PARA PASTAS)


El pesto es una salsa para acompañar la pasta, propia de la zona de la Liguria, de ahí que la versión mas tradicional de este exquisito complemento, sea el Pesto Genovés, ya que Génova es capital de Liguria. Es una zona al norte y hacia el oeste de Italia, cerca de los Alpes y de una belleza extraordinaria.

Si bien no conozco la zona personalmente, se de ella porque mis antepasados son de la Toscana, mas precisamente, de Florencia y por la familia de mi esposo son de Piamonte, que pertenece a la Liguria también. Así que un poco conozco y se que yo no hago el típico pesto genovés, pues a lo que yo pongo de ingredientes, le faltaría el queso que es de dos tipos distintos, el de Parma y el Pecorino (de oveja) y los piñones.
Yo en cambio le pongo nueces, pues acá en Buenos Aires, cuesta conseguir piñones.
Los demás ingredientes, que no son muchos, los uso tal cual la receta original.
Vamos a mi receta!

Ingredientes:

  • 1 atado de albahaca fresca, solo sus hojas
  • 30 gramos de nueces (o piñones)
  • 3 dientes de ajo
  • cantidad necesaria de aceite
Para la receta tradicional:
  • 3 cucharadas de queso rallado parmesano (opcional)
  • 1 cucharadita de sal fina o marina (/opcional)
  • queso Pecorino (de oveja) rallado, a gusto y opcional
Preparación:

Primero lavamos y picamos bien chiquitito con una buena cuchilla (no dentada, cuchilla, de cocina, ni tampoco procesadora), la albahaca fresca, pero solo sus hojas. Como para obtener dos cucharadas soperas no muy colmadas. Las colocamos en un frasco de vidrio limpio y seco.




A continuación pelamos y rallamos casi a puré, con un rallador super fino, los dientes de ajo al que le quitamos previamente el brote central. Adicionamos al frasco con la albahaca.


Luego picamos las nueces comunes bien chiquita sin procesar, por favor. Lo sumamos al frasco.

Añadimos aceite de oliva (o girasol) y vamos removiendo lentamente, para que los ingredientes se vayan impregnando. Cubrimos con aceite y dejamos unos dos a tres centímetros por encima del nivel del los ingredientes. (Ahora podemos añadir queso rallado, parmesano unas dos a tres cucharadas, según el gusto, en casa no le ponemos y lo agregamos a la pasta)
Otra cosa a tener en cuenta es la sal, se puede poner una cucharadita de te de sal fina o marina, pero corre por cuenta del cocinero, hay muchos que no le ponemos sal por costumbre y por evitar que personas con dietas hiposódicas, se vean perjudicadas.
Al hervir la pasta con sal y agregar queso rallado, ya tenemos la dosis de sal mas que suficiente, pero yo les aclaro porque va en gustos.



Una vez bien cubierto todo con el aceite, tapamos bien y llevamos por una hora a la heladera para que tome mas sabor. Se puede tener entre una semana y diez días, siempre y cuando esté cubierto todo con aceite y bien tapado, dentro de la heladera.

Servir sobre la pasta caliente. Glup!

Comparte en twiter

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.