martes, 25 de noviembre de 2014

PASTEL DE MERLUZA, CALABAZA Y ESPINACAS, LIGHT

Este pastel tiene muchas virtudes: es bajo en calorías, tiene pescado que es rico en antioxidantes y omega, tiene espinaca y calabaza que son ricas en fibras, hierro y vitaminas. Es súper fácil y práctico para hacer y de bajo costo. Y además de todo esto es muy sabroso.
Ingredientes:

  • 1 kilo de filetes de merluza despinados
  • 400 gramos de espinaca cocida
  • 400 gramos de calabaza cruda rallada
  • 400 gramos de queso por salut, cremoso o magro
  • sal y pimienta a gusto
  • queso crema light, cantidad necesaria
  • queso parmesano, a gusto
  • pan rallado, cantidad necesaria
  • rocío vegetal, cantidad necesaria
Preparación:

Para empezar hay que preparar los ingredientes.
La merluza fileteada  (un kilo aprox) y sin espinas en lo posible, pueden ponerla en una fuente con sal y pimienta y si les agrada, ajo rallado. Dejan macerar, reservando.
La calabaza en un bol,(mediana, unos 400 a 500 gramos), rallada con la parte gruesa del rallador, en crudo, eh? Reservar.
La espinaca, puede ser congelada,  400 gramos, cocida directamente como explica el paquete o si usamos fresca, lavada, cortada y con un blanqueado. En cualquiera de los dos casos, bien escurrida. Reservar.
El queso cremoso (400 gramos), o por salut, cortado en rebanadas de medio centímetro aproximadamente. También reservar.

Para armarlo, casi casi, basta ver las fotos.
Primero ponemos aceite en aerosol o spray o rocío vegetal, o simplemente untamos un poco de aceite en una fuente de horno plana pero profunda y grandecita.
Espolvoreamos el fondo y los bordes con pan rallado y colocamos la calabaza rallada.


Salpimentamos a gusto y colocamos los filetes formando una capa. Cubriendo la calabaza. Untamos con un queso crema light los filetes.


Sobre ellos ponemos la espinaca (ya fría) y volvemos a salpimentar.
Luego colocamos las rebanadas de queso cremoso o magro, pero de los blandos.


Si la dieta nos lo permite o no tenemos problemas de calorías, le podemos poner queso parmesano en escamas o rallado bien grueso.
Llevamos a horno medio (170°) durante 35 a 40 minutos. Cuando veamos que se derritió y doró el queso, está listo para servir. Glup!





Comparte en twiter

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.