miércoles, 23 de septiembre de 2015

VARENIKES (PASTA RELLENA JUDÍA)


Muchos de los que me siguen saben bien que la carnicería de Héctor o Bochi da para mucho mas que comprar carne.
Es una reunión en donde no falta nada, chistes, recetas, críticas de y a todo, números de teléfono de distintos oficios y actividades y hasta psicoanálisis, jajaja! No lo crean, pero yo se lo que les digo!!!!

Carlos, un vecino que, como yo, compra en lo de Bochi, pertenece a "la cole", o colectividad judía.
Sabe que yo tengo el blog y a veces nos pasamos recetas. En esta oportunidad, me pasó la de los varenikes. Fue tan simple y deliciosa la receta y  su explicación que al día siguiente la hice. Y aquí está.


Es casi, casi, la original, digo casi por dos cosas que no son muy tradicionales. Una es que, según su recomendación, usara las tapas de empanadas compradas, y no de copetín, sino las comunes. Y otra es que le agregué un poco de queso rallado al relleno.

La tradición dice que hay que hacer la masa, con huevo, y que se cortan discos de entre 5 y 7 cms. 
Que solo se pone papa y cebolla al relleno y cebolla sola a la salsa. Pero he visto en auténticas páginas judías tradicionales que agregan crema, así que como vi eso y Carlos me lo recomendó, aquí están con crema.

Dicho esto, vamos a la receta que es muy sencilla. En un  lapso no muy grande de tiempo, haré la masa casera y les contaré como es.

Ingredientes: (36 varenikes grandes)

  • 1,800 kgs. de papas negras (las que sean menos jugosas en donde viven) YA PELADAS!
  • 850 gramos de cebolla pelada
  • 36 discos de masa (pueden hacer esta que dejo AQUÍ por ahora
  • cantidad necesaria de aceite
  • sal a gusto
  • 70 gramos de queso rallado picantito
  • pimienta a gusto
  •  360 cc de crema de leche
Opcional: (yo no lo usé, pero hay varias recetas que lo ponen) tocino o panceta picada y dorada, para esta receta serían unos 200 gramos.

Lo primero es la paciencia. Si, PACIENCIA! Porque la cebolla va caramelizada y demora mucho, pero mucho. Y no vale agregar azúcar!

Preparación:

Cortamos toda la cebolla en media juliana como se ve en las fotos.
Ponemos un laguito fino de aceite en una cacerola gruesa si es posible.
Calentamos un poco el aceite y bajamos el fuego a "corona" esto se logra entre mínimo y apagado, casi llegando al apagado pero sin que se nos apague la hornalla OJO!
Añadimos la cebolla y la dejamos ahí por una hora o una hora y media, removiendo cada 10 a 15 minutos. Con una pizca de sal y nada mas.
Vamos a notar que pasa de blanca a blanca blanda, luego a brillante y de a poco va dorando, pero muy lento.
Yo no llegué al color marrón porque era tarde y creí que iba a demorar menos, pero con tiempo y paciencia se llega.


Mientras tanto preparamos el puré. Cortamos chico las papas y las ponemos en una cacerola con agua y un poco de sal. Dejamos que hiervan 30 minutos a partir de agua fría y probamos si están listas. Colamos y hacemos el puré. Rectificamos sal y agregamos pimienta negra de molinillo o en su defecto blanca molida.. Removemos bien y dejamos enfriar.
Agregamos el queso rallado y la cebolla (un poco mas de la mitad de la cebolla que ya debe estar caramelizada).
Reservamos el resto para la salsa.


Esta la hacemos dejando un poco mas la cebolla que se caramelice y cuando se pone mas marroncita le añadimos la crema de leche, sal y pimienta a gusto. Reservamos.


Una vez obtenido el puré vamos rellenando cada disco de masa  con una cucharada de relleno (de las grandes) mojamos los bordes y sellamos bien apretando con los dedos, como se ve en las fotos. Debe quedar como una empanada pero sin repulgar.


Los debemos poner sobre la mesada o en placas, limpias y enharinadas. Ponemos a hervir agua con sal y vamos poniendo cuando hierve, de a 6 o 7 para que no se peguen. Retiramos con espumadera a los 3 minutos de sumergirlos.
Salseamos y servimos. Ojo que el relleno quema mucho. Glup!


Comparte en twiter

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.