domingo, 21 de mayo de 2017

RISOTTO DE BRÓCOLI


Siempre creo que un plato que concentra calor, es ideal para la época de frío, pero el risotto, para muchos, es  para toda estación, sea cual sea su temperatura. 

Bueno, este risotto lleva brócoli, uno de los vegetales mas afamados del momento. Una de las grandes estrellas en verdulerías, mercados, restaurantes, y recetarios. Haga lo que haga uno, con brócoli, cae bien parado. Les digo porque conozco los distintos lugares que les nombré y se de la admiración que ha despertado este florido vegetal que antes, pasaba desapercibido en casi todos lados. Los dejo con la receta que les resultará más interesante que mi perorata :)

Ingredientes:

  • 5 cucharadas de aceite (si es oliva, mejor)
  • 2 cebollas medianitas
  • 1 o 2 dientes de ajo, optativos
  • 500 gramos de arroz tipo Carnaroli o largo fino o doble Carolina
  • 200 cc de vino blanco
  • 2 litros de caldo de verduras (puede ser casero o de cubitos, pero sin carne ni pollo ni pescado)
  • 100 gramos de queso rallado mas bien sabroso, que no esté muy fresco, sino bien de rallar
  • 600 a 800 gramos de brócoli crudo (a gusto)
  • 1/2 cucharadita de tomillo
  • 1 cucharadita de romero
  • 40 gramos de manteca
  • sal a gusto
  • pimienta a gusto y optativa
Preparación:

Ponemos a hervir el brócoli, previo lavarlo bien y cortarlo en trocitos chicos.
No olviden escurrirlo ni bien apagan el fuego porque sino toma mucho agua y la retiene, arruinando el plato que preparemos.


Tenemos que tener el caldo listo para usar y que haya llegado a hervor, en una cacerola, al lado de la que hagamos el risotto, con el fuego a mínimo, mínimo.
Picamos la cebolla y la ponemos en la cacerola con el aceite caliente a fuego máximo. Una vez que chisporrotea un poco, bajamos a mínimo y la dejamos cocinar así por 10 minutos.


Cuando la cebolla esté casi lista, doradita, le agregamos los ajos casi procesados o rallados, bien pequeñitos, si es que los vamos a agregar, sino, salten este paso. Añadimos el arroz y removemos constantemente.
Vertemos el vino blanco y removemos un poco.
Agregamos el tomillo y el romero, removemos.


Vamos agregando, de a cucharón, el caldo caliente mientras no dejamos de remover.
Cada vez que agregamos un cucharón de caldo, removemos y dejamos que el arroz lo absorba, luego agregamos otro y así hasta que el arroz esté en su punto, cremoso por fuera y casi al dente, por dentro. 


Cuando le faltan 5 minutos, antes de terminar de agregar el caldo, agregamos el brócoli y seguimos removiendo y añadiendo caldo. Normalmente se demora entre 20 y 30 minutos, puede ser un poco más.


Apagamos el fuego y agregamos la manteca hasta que se haya integrado bien y por último el queso rallado y también removemos hasta que se integre. Servimos bien caliente con unos panes calentitos o tostadas recién hechas. Y más queso rallado por si quieren agregar :) Glup!




Comparte en twiter

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.